jueves, 22 de noviembre de 2012

HENRIQUE

Hace tiempo que quería dedicarle una entrada. Henrique es un conocido del barrio que a mí me resulta entrañable. Es portugués. Es indigente. Vive en la calle. Suele sentarse siempre en los mismos bancos y en ellos descansa, habla solo o te mira, incluso a veces cede el asiento a personajes que sólo él ve. Tiene una edad difícil de determinar (entre treinta y cincuenta años) porque el alcohol le ha castigado mucho. A veces habla solo, a veces te habla a tí. Me gusta saludarle "Hola Henrique, ¿cómo vas?" aunque lo mismo no me contesta que me hace una reverencia. Tiene la mirada perdida aunque mira de frente. A veces discute con personajes invisibles, a veces sacude mandobles al aire. Es pacífico y afectuoso. A veces saluda dando un puñetazo a tu puño, en una ocasión me dió dos besos y otra vez agarró por la muñeca al Hermano-de-la-Dulci para ver la hora. Lleva puestos unos auriculares conectados a un walkman que no funciona. Siempre educado, la basura que genera la tira al contenedor. No es peligroso ni supone un riesgo para nadie; todo lo contrario, los demás pueden llegar a ser un riesgo para él. En concreto me dan miedo los adolescentes chulitos que se crecen en grupo y en finde se divierten metiendose con los pobres. Henrique es un hombre golpeado por la vida. De vez en cuando Cáritas se lo lleva y lo tiene unos días fuera de la circulación. Luego vuelve limpio, con el pelo recien cortado, ropa limpia y con mejor aspecto. Me gusta escuchar lo que dice, que suelen ser cosas inconexas, como un día que avisaba que veía demonios, o otro día que decía algo de un árbol. No acepta comida porque dice no tener hambre, en cambio sí acepta café. En los bares del barrio le dan lo que pueden al final del día. Duele ver a una persona tan deteriorada y tan desprotegida, tan a la intemperie en todos los sentidos. Me quedo con sus ojos azules y con la alegría que me da cada vez que le veo. !Chupitos de fanta por Henrique!

lunes, 12 de noviembre de 2012

OTRA VEZ NO...

video
En los dos viajes que he hecho a Berlín he visitado el KZ de Schaussenhaussen. He podido ver la maldad en estado puro, el rastro del diablo, el Holocausto. Mientras masacraban y gaseaban judíos, nadie sabía nada ni dentro ni fuera de los KZ. Una vez pasado sí, velas, lágrimas, homenajes y paripés. Pero mientras los masacraban y los gaseaban, nadie sabía nada. Qué cosas. Ayer leía aterrada en la prensa digital el jaleo que hay en Israel. Los sirios han  atacado con cincuenta proyectiles el Golán. Israel ha reaccionado al ataque sirio. Busco en la prensa más información pero nada. Silencio informativo. Y hoy lunes, los sirios ignorando la respuesta israelí lanzan un obus. La artillería israelí dispara al foco de ataque, refuerza su frontera con Siria y despliega fuerzas especiales. Rebuscando en la prensa digital resulta que hace una semana los sirios reventaron un jeep israelí y lanzaron proyectiles de mortero. Israel tiene miedo. Normal. La única democracia en Oriente Medio se enfrenta sola a la barbarie islamista. Occidente calla. La Otan calla. Obama calla. La Onu calla. Israel está solo frente a Hamas, a Hezbolá, a los yijadistas y a la madre que parió a todos terroristas. Misiles iraníes apuntan a Israel hace tiempo. Egipto afila los cuchillos. Israel advierte que no se quedará de brazos cruzados y avisa a la comunidad internacional de la gravedad de la situación. Pero la comunidad internacional ni está ni se la espera. Como cuando el Holocausto. Encuentro este vídeo. Y me pregunto por qué no defendemos a ese niño al que en el patio todos pegan y se ha de defender solo. ¿tan cobardes somos? En el Toboso tenemos mucho respeto y mucho cariño a Israel, al pueblo judío y a la lengua hebrea. Y les damos nuestro rotundo a la vez que humilde apoyo. !בהצלחה! que significa !mucha suerte!

miércoles, 7 de noviembre de 2012

CHORIZOS SIN FRONTERAS


 Hoy os cuento una perla televisiva que he encontrado en plan hallazgo casual. Se llama Turista y estafado y la dan en Nacional Geographic. Es una serie documental que dedica cada capítulo a una ciudad diferente. El periodista es Connor Woodman, el de la foto. Primero enseña los timos, engaños y estafas que suelen hacerles a los turistas en cada ciudad. Luego contacta con los rateros, trileros o descuideros más conocidos para aprender su modus operandi y luego aplicarlo. Lo que roba o estafa lo devuelve a sus dueños y aclara que es para un documental. También suele entrevistar a la policía. En todo momento lleva cámara oculta y un equipo de apoyo por si las cosas se ponen feas. He visto el capítulo dedicado a Roma. Es una pasada lo profesionales que son los chorizos y lo bien que se lo montan. Inquieta comprobar que no han de esforzarse demasiado para vivir bien del delito. El otro capítulo que he visto ha sido el dedicado a Barcelona; de verguenza. Los propios delincuentes -reincidentes habituales- reconocían que la ley española es muy laxa ante el delito. Es muy interesante ver las ciudades bajo la perspectiva del delito. Parecen otras. También es de aúpa ver el morro de Cooper dejandose estafar y luego copiando las malas artes del delito. En fin, si teneis oportunidad de verlo, no os lo perdais. Y no vayais con un plano en la mano cuando viajeis; es el señuelo para los chorizos en cualquier parte. !Chupitos por Cooper y sus consejos!